¿PORQUÉ DE LA DECISIÓN EN ENFOCAR MÍ CONSULTA EN UN ENTORNO EN CONTACTO LLENO CON LA NATURALEZA?

Si tuviera que decir un único signo común  con la mayoría de personas que trato es la pérdida del ritmo fisiológico y natural en alguna de las diferentes esferas  de salud en su organismo ( Sistema nervioso, hormonal, mecánico, visceral…etc);  si bien en la mayoría de  estos casos la enfermedad aún no se ha establecido como tal,  si que hay una alteración en la función normal, por lo que la patología será una  cuestión de tiempo más quizá  algún factor contaminante añadido para que la enfermedad en el órgano o estructura  termine por establecerse.

Si tuviera que decir una única orientación esencial para la recuperación en la función de la salud de la persona, seria entrar en contacto lleno con la Naturaleza para recuperar un ritmo saludable en la función alterada en cualquier esfera de la salud de la persona.

LA SOLUCIÓN  en  la mayoría de las personas en su proceso de recuperar su salud viene de su propio interior;  es la  capacidad de activar su propio potencial de salud para que de manera fisiológica el cuerpo vuelva a estado inicial de normalidad; si embargo en muchas ocasiones el paciente entra  en un estado desorientación, de caos fisiológico, en el que requiere  una referencia externa a él con el fin de poderse sintonizar y reorganizar de nuevo para recuperar el ritmo fisiológico perdido.

El único ritmo  sincrónico e inalterable respecto a cualquier otro es la madre  Naturaleza, y ésta debe de ser la referencia externa más exacta para sincronizar  el restablecimiento de la función a cualquier nivel de nuestra salud.

Si tuviera que escoger  como terapeuta una única herramienta de tratamiento para facilitar el cambio hacia la salud de las personas que trato seria el sincronizarme con este ritmo armónico  que nos ofrece la Naturaleza, haciendo  de puente a través de mis manos entre el tejido de paciente y el ritmo latente en la Naturaleza para que éste sea el starter de activar el potencial de salud en el interior de la persona con el fin de  restablecer la función alterada del órgano, sistema o estructura.

Después de 25 años trabajando como terapeuta  en la gran ciudad acepto el reto de trasladar mi consulta en un entorno envuelto de  Naturaleza con el propósito de que mi trabajo terapéutico tenga una mayor resonancia hacia la salud de  las personas que acuden a mí, sin duda esta decisión responde a lo que hace tiempo que mis manos y mis sentidos sienten y requieren para facilitar con más potencia el restablecimiento de la  la salud de los pacientes,  y también des de la coherencia para avanzar como  terapeuta;  es una decisión con un doble reto: un  primer reto, para mí, como Osteopata, por  el hecho  de  salir de mi zona de confort profesional, pues hasta ahora era fácil el encuentro de y con pacientes al  trabajar  en un espacio de buen acceso para ellos, pero muy lejano a a un entorno ideal para tratar la salud ; y un segundo reto para los pacientes que  quieran tratarse por mí ,  por el esfuerzo de desplazarse hasta mi nuevo  entorno de trabajo …eso  sí, un espacio el de ahora   ideal para el proceso de recuperación de la salud; en los dos casos sin embargo se traduce en un deseo de estar estar alineado  con el principio más importante de la salud…moverse, aceptar el cambio, …MOVIMIENTO hacia la  transformación de un mejor estado de SALUD.